Como instalar una puerta de metal

Cerrajeros Carcaixent informamos que las puertas de metal tienen la característica de ser muchísimo más resistentes que otros tipos de puertas, además de tener materiales más durables. Requieren un poco más de trabajo que las puertas de madera, pero eso no quiere decir que instalarlas sea imposible.

Es importante no abrir la puerta hasta que se termine de instalar, pues se puede desencajar o despegar piezas que aseguran el correcto posicionamiento de la puerta con respecto al marco.

Pasos para la instalación de una puerta de metal:

Mide el marco de la puerta para comprobar que la apertura donde la instalarás es lo suficientemente grande para que quepa, pues de no ser así tendrás que abrirla un poco más hasta que las medidas coincidan.

De todas formas, lo ideal es que la apertura sea unos milímetros más grande que el marco. Ten en cuenta que la hoja (puerta) debe estar unos 7 milímetros por encima del nivel del suelo, asegurándote que aun con eso el marco encaja perfectamente.

Sin abrir la puerta, verifica que la cerradura tiene todas sus vueltas accionadas.

Despliega las garras o anclajes que se encuentran en el marco, por su parte superior y en los costados. Estás piezas permitirán el fijarlas a la apertura. Pueden ser desplazadas a lo largo del marco, y es recomendable que las de las partes laterales se encuentren una próxima a la parte superior y la otra a la inferior, lo que permitirá una buena fijación.

Posiciona el marco en la apertura, y haz unas marcas en la pared en los lugares donde quedan las garras, pues tendrás que abrir unas aperturas por donde entren en la pared.

Abre los orificios por donde encajaran las garras en la pared con un martillo y un cincel.

Encaja correctamente el marco y las garras.

Usa cemento rápido en los orificios donde han entrado las garras, usando una paleta para dar un acabado uniforme. El cemento lo debes mezclar en una cubeta de albañil. Coloca también algo de cemento alrededor del marco, en el espacio dejado entre éste y la apertura.

De quedar aún espacios vacios, puedes utilizar espuma de poliuretano. Aplica la espuma hasta rellenar los espacios, espera que se expanda y sequé y luego retira el sobrante con una hojilla o cúter.

Cuando el cemento seque, puedes intentar abrir la puerta. Al instante caerán algunas piezas de plásticos que mantenían el nivelaje entre la puerta y el marco.
Busca un pivote de la puerta, que es un orificio en la parte inferior de la puerta, del lado de la cerradura, y acciónalo con una llave Allen para acomodar el cortavientos.

  • Instala la manilla y la mirilla de la puerta.
  • Pinta las partes que has rellenado con cemento.
  • Coloca ahora el contramarco o tapetas decorativas alrededor del marco, utilizando adhesivo de montaje. Si las tapetas son lo suficientemente anchas como para cubrir las partes donde se aplicó cemento, es posible que no necesites pintar antes.

Cómo instalar una puerta de metal
Sigue estos sencillos pasos para instalar una puerta de metal.

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Llame ahora